(04/52) Leer en movimiento

Abril Castillo
2 min readJan 29, 2022

Leo mientras camino. Nadie me choca. Se más o menos por donde voy.

Desespero a alguno pero me da la vuelta me rodea y yo sigo viendo este libro que pensé que era una novela gráfica pero trata sobre nadar. Quizá lo devuelva en mi regreso/

Voy camino a nadar y me entretengo leyendo este y otros libros que por casualidad encontré mientras caminaba divagando en la biblioteca y escuchaba tu voz, rata, contarme que sontag quiere decir domingo, así como april es abril.

Camino por una lata de chiles que no sé si encontraré.

Empieza a darme hambre de comida. No de fruta ni de un café. De algo más consistente. Quizá coma de nuevo en el Raval. En ese lugar de kebabs que es el favorito de Valent. Esas albóndigas con curry.

O el sushi de la otra vez abajo de la biblioteca del eixample, hacia donde se supone que me dirijo después de nadar.

No estaba la Trilogía de Nueva York en español en la biblioteca de Horta, pero sí en catalán. No estaba en castellano pero sí en catalán. La leí tantas veces que quizá pueda entenderle. La he leído en español y en inglés, ahora la leeré en catalán. Para cruzar hacia lo desconocido y no perderse no hay nada como un pie en la antigua realidad, una que conozcas a ciegas aunque no diga lo mismo. Una traducción nunca es el mismo libro. Hay micro cambios imperceptibles. Como ir modificando un poema conforme lo escribes.

Ondas que lo van volviendo otra cosa.

Un espejo donde se pierde el original.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos