(05/52) Spoiler Alert: Volver al futuro II

Abril Castillo
3 min readMar 30, 2023

Al principio de la segunda entrega de la saga Volver al futuro, vemos a Marty saliendo de su garage y encontrándose con Jennifer, que ahora es interpretada por Elizabeth Shue. Llega el doc y se van todos a su futuro, en 2015, para evitar que el hijo de Marty termine arrestado.

La película empieza el 26 de octubre de 1985, el día que nació mi prima Valeria, y su primera parada es en 2015. Mi parte favorita del futuro era donde metían una mini pizza deshidratada al horno humectador y salía gigante. “Nadie humecta como tú las pizzas, abuela”, dice el hijo de Marty en la escena.

Al llegar al futuro el doc deja inconsciente a Jennifer para que al final del viaje piense que todo fue un sueño. La dejan tirada en un callejón y unas policías la encuentran y, al tomar sus huellas, rastrean su casa y allí la dejan, dormida en la oscuridad de su sala. “Las huellas son algo que nunca cambia”, dice el doc. Las dos Jennifers se encuentran, una joven y otra vieja. Y el universo no explota.

Hace un tiempo pienso en la paradoja de Teseo. Si un barco sale de un punto A a un punto B, y en el camino va reemplazando todas sus piezas, al grado de que al llegar ya no conserva ninguna de cuando salió, ¿sigue siendo el mismo barco? ¿Somos el trayecto o las piezas, o esas arrugas primigenias en los dedos que siempre nos harán la misma persona?

No logro reconectar con el flujo de los días y falta para poder armar una nueva rutina. Las películas me ayudan a colocar lo que siento y escribir sobre ellas, a no hablar realmente de mí.

Lastimé a alguien por algo que escribí aquí en enero y desde entonces no sé ni cómo retomar este reto. Retomar la escritura y decir lo que quiera.

Supongo que una parte de escribir implica también ser valiente y asumir las consecuencias de lo que uno dice. Parte de su magia es que permite registrar los sucesos a la vez que ordena las emociones, porque pone distancia.

Mi cuñada ya no me habla, ya no es mi cuñada. Mi hermano tampoco pero no fue por nada que escribiera. No entiendo nada y ya tampoco escribo.

Cuando venga el futuro, ¿dónde estaremos parados estos mismos personajes? ¿Qué brecha en el tiempo se colará para hacer un mundo paralelo en este mismo tiempo donde otras posibilidades sean visibles?

En doce días me quedaré sin trabajo.

Pienso en Marty y su gran debilidad cada que alguien lo llama gallina. Así perdió su carrera como guitarrista y se metió en muchas innecesarias peleas. Quisiera identificar eso que me engancha y que no me pertenece, ese anzuelo que lanza el otro para que uno termine haciendo lo que no quería hacer.

Yo al contrario, me quedo callada. Y veo películas.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos