(09/52) Orear la tristeza

Abril Castillo
1 min readMar 27, 2019
imagen bajada del internet

Tal vez lo que llamamos realidad no es más que sueños concatenados. De algunos de los cuales, ya quieres despertar: pesadillas. Y de otros no: sueños.

Las pesadillas son sueños también.

Dormir y morir como una misma cosa.

Mi tío.

Mi casa por diez años.

Mi tío sonriendo cada domingo y mi tío llorando cuando se murió su papá.

Mi casa vacía cuando no tenía a dónde ir y vi la luz entrar y supe que era aquí, y mi casa llena y una carta que me pide desalojarla.

Ver por última vez la luz entrando por esas ventanas de hierro. La risa resonando para siempre de mi tío, nítida, igual que sigo escuchando a placer la voz de mi abuelo al entrar cada vez a su casa. La risa de mi tío para siempre.

Dormir y morir como lo contrario lo uno de lo otro. Morir como despertar de otro sueño anterior y empezar uno nuevo.

Tal vez todo no es más que muchos sueños concatenados.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos