(19/52) No sé de qué escribir

Abril Castillo
3 min readMay 10, 2020

Tengo que entregar mi blog del mes de Cuota de Género y no se me ocurre de qué escribir. O sí se me ocurren varias cosas, pero son como hilos de los que pierdo el hilo. Se me ocurre una idea y la empiezo a bocetar y en eso desaparece. Esto me provoca una frustración enorme, me pone de tan mal humor que mis gatos lo notan y me empiezan a maullar más y me desespero aun más. Cállense, quiero gritarles, pero ni me entienden. Parvana igual quiere que le aviente a su Polito para que vaya por él y me lo vuelva a traer y me vuelva a maullar intermitentemente hasta que pierda el interés (ella, no yo). Y Aparicio con su maullido extraño me grita y me mira, se tira de panza y quiere que le rasque la panza. El tremendo dolor de espalda que traigo no ayuda. No creo que vaya a ser algo que se quite solo. Y no sé cómo quitármelo yo, pero supongo que estar tantas horas sentada no ayuda. Ahorita que fui a mi cuarto por mis pantuflas porque tengo frío en los pies sentí un enojo enorme de estar trabajando en domingo. Quisiera poder descansar unos dos días a la semana. La UNAM acaba de avisar que se va a extender por lo menos otro mes las clases, eso si realmente acaba la cuarentena en un mes. Pero no entiendo para qué hemos tenido entonces clases en línea. Paso los fines de semana y las noches poniéndome al corriente en la maestría, en las novelas que quiero escribir, en las lecturas que quiero hacer, en platicar con los amigos que no he visto. Pero hay días como hoy que solo quisiera tirarme en la cama y con la paciencia que no me caracteriza, pasar de una vez esos mundos de Super Mario bros. que no he logrado pasar. O ver una película. Tenía ganas de la de vanilla sky, pero no está en ninguna plataforma que tenga contratada y me da tanta hueva desconectar y volver a conectar mi computadora cada noche para ver películas ahí, que no la voy a ver. También me dieron ganas de ver otra vez la de La langosta, y esa sí la tengo en dvd en caso de que no esté en netflix ni prime ni hbo. Y qué pedo con netflix que va a cobrar impuestos pero no quiere dar facturas. ¿Por?

Hoy es día de las madres y yo le había pedido a mi mamá un libro por amazon que le llegó justo ayer, en el perfect timing. Es el de El arte de la cocina francesa de Julia Child. Me dijo que se acordaba que habíamos platicado sobre él cuando estuvo en mi casa cuidándome después de la operación. Que qué lástima que ya no habíamos alcanzado a ver la película, porque hay una película que es muy entretenida. Y yo así de: Pero mamá, sí la vimos, y la pasamos muy bien viéndola, y luego hablamos mucho sobre hacer ese mismo reto que la July de la película hizo. Y de eso no se acordaba, pero dice que lloró al ver el regalo. Pero que no ha tenido ganas de cocinar porque qué chiste cocinar para ella sola.

En estos días lo único que me anima un poco más en todos los sentidos es cocinar. Y comer. Pero es cierto que yo como todos los días acompañada y que más que rutina, se ha vuelto un ritual en mi día. Mi favorito. Hoy desayunamos huevo con tocino y waffle belga.

Tal vez no puedo escribir porque estoy demasiado presionada. Me concentraré en una cosa a la vez y estoy segura de que Karen, como siempre, me entenderá si me retraso un día.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos