(23/52) Kansas

Abril Castillo
2 min readJun 13, 2022

¿Cómo será regresar a la casa?
¿Usar mi ropa y tenerla toda junta en mis cajones y estantes?
¿Tener en la misma ciudad a Idalia, Santiago, Tomás, mis papás?
¿Dormir con mis gatos y darles de comer, regar mis plantas y arrancarles las hojitas secas?
¿Ir a mis doctores y no mandarles mails histéricos ni mensajearlos a deshoras?
¿Extrañar Campoamor y a Mariana y Julián y ver crecer a Mael, y a Mila, y Rubén y Gris y Fede?
¿Cómo será volver a dormir en una cama compartida y cenar a horas y acordar las series que ver y quedarme dormida en películas que al día siguiente me narre el ticher y las palomee y sienta que las vi porque que alguien me las narre es igual que verlas?
¿Y cuánto pagaré por vinos y quesos que no hay en México pero sí aquí?
¿Y cuánto me ahorraré en chiles y tortillas y aguacates y limones y quesillo y mezcales y en el metro?
¿Y cómo será narrarle mi día a Idalia en las mañanas que también son las suyas?
¿Y tendré dinero para ir a un gimnasio y tiempo para ir de día?
¿Me sentiré para siempre dividida en dos espacios?
¿Pensaré que habría sido mejor no irme nunca?
¿Volveré luego un día a Barcelona?
¿La familia Campoamor me recordará?
¿Soy Mary Poppins, la que sale en Los Simpsons, y se la come una turbina cuando se va de la casa?
¿Volveremos a verla?, dice Homero.
Yo creo que sí, dice Marge.
Pero no es cierto.

¿Qué pesa más: un kilo de hierro o uno de algodón?

No se dice kilo, se dice kilogramo.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos