(23/52) Spoiler Alert: Sideways

Abril Castillo
2 min readNov 4, 2023

¿Qué pasaría si eso de lo que estás hablando en pasado, experiencias con otras personas, fallos en el trabajo y la amistad y el amor, qué tal que todo eso es solo una parábola de tu presente, pero la cuerda de los vasos está rota y no te enteras de que eres tú misma, en tu mismo presente, quien te está diciendo: “no lo haga, compa”?

En Sideways un experto en vino en un viaje para ayudar a su bff a comprar la cava para su boda, termina haciendo relaciones inesperadas y un día, en un momento de enorme frustración, abre un vino ultra finísimo y lo marida con una hamburguesa de macdonalds. Da igual: lo que quiere es emborracharse y dejar de sentir que su esposa lo haya dejado y que nadie quiera publicar su novela de mil quininetas páginas que no llega a ningún lugar. Es un tipo triste y en el vino encuentra la belleza del mundo.

Mi prima, semanas después de que la visité en Tepoztlán y le dije que los molletes y el vino tinto hacían un maridaje glorioso, y una noche me mandó una foto de que eso cenaba. Lo decía de broma y no. Realmente suelo maridar molletes y vino, dos alimentos que relaciono mucho con la noche y la calma de la angustia: mi abuela cocinándonos bolillo con frijoles, y mi papá dándome vino llevándolo mucho mucho más allá de la saciedad. Hasta el día que él decidió dejar de tomar y ahora soy yo para siempre la fuera de contexto.

Mi tío, que habría cumplido 67 años la semana pasada, decía que ese personaje de Paul Giamatti era idéntico a mi papá. Creo que lo decía más por el drama que por la barba, pero también por el gusto por el vino.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos