(24/52) Tatuajes

Abril Castillo
2 min readAug 31, 2019

Idalia se quiere hacer más tatuajes, muchos tatuajes, porque además Liz Mevill ya va a aprender a tatuar.

Entonces me preguntó: Si vas entrando a tu casa, ¿cuál de los primeros objetos que ves te tatuarías?

Entrando a mi casa siempre está Parvana parada sobre un librero de baja altura. Es lo primero que veo al abrir la puerta. Hacia el fondo está casi siempre Aparicio, sentado en el diván o abajo de la mesa del comedor. Me tatuaría seguro a mis gatos. Nunca lo había pensado.

En la entrada hay muchos cuadros. Una colección de caritas de Santiago. Los carteles en serigrafía de pieldemole: uno de Estelí, uno de Sebas y uno mío que es un grupo de personas conversando, personas mancha. Tal vez me tatuaría alguna de esas manchas.

Arriba del diván hay un cuadro de Jesús Cisneros que Santiago me regaló meses después de que empecé con Alacraña. Es un pliego grande de papel, un marco blanco. Tiene a dos mujeres dándose la espalda aunque se nota que son amigas. Son mujeres pero tienen un escorpión. Están arregladas y vestidas elegantes. Una tiene el pelo chino y la otra lacio. Un día, al poco tiempo de haber enmarcado el cuadro, Idalia fue a cenar a la casa. Vio el cuadro y me dijo feliz: Somos nosotras. Podría tatuarme dos mujeres alacrañas.

Con Tomás siempre decimos de hacernos un tatuaje de ermanos. Dos planetas, de los que te enloquecen de amor.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos