(27/52) La otra mano

Abril Castillo
2 min readJul 21, 2020

Hace como un año, hicimos la Primera Pianada Panameña (PPP, por sus siglas en español). Panamá hoy y de momento es un espacio imaginario. En la PPP pusimos una serie de ejercicios durante un concierto de piano del Champi. Había ejercicios con una y con la otra mano.

La otra mano se refería a aquella que no usas regularmente para escribir, comer, etcétera.

Ahora escribo solo con la otra mano. Idalia se lastimó su mano buena y decidimos las dos escribir con la otra mano.

Tener dos manos permite, entre otras cosas, que sea más fácil poner mayúsculas, porque con una mano aprietas el shift y con la otra, la letra que quieres poner en mayúsculas.

Me estoy tardando más y eso me pone a pensar también a otro ritmo.

Una vez le pregunté a Tomás si no sería yo disléxica, porque me pasaba mucho teclear “Abirl” y me dijo que solo era porque mi mente iba más rápido que mis manos, lo cual es natural.

¿Te imaginas que tus manos fueran más rápido que tu mente?

¿Qué nos dirían nuestras manos si pudieran hablar, si lográramos callar a la voz de la consciencia y dejáramos que se manifestaran a su tiempo y sin correcciones?

Ahora mismo escribo solo con la otra mano, así que no soy yo, no es mi mente, sino mi mano izquierda la que habla.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos