(34/52) Spoiler Alert: El encargado

Abril Castillo
2 min readDec 15, 2023

Nunca había pensado que haya personas malas malas hasta que conocí a mi maestra de matemáticas. Cualquier cosa la hacía gritar, gritarnos. Lo peor fue el día en que el bully del salón entró bien contento con un ramo de flores amarillas y la maestra se enojó de su sonrisa y lo mandó afuera, solo por haber saludado a unos de atrás. No habían pasado ni los diez minutos de tolerancia y ya había corrido a alguien. Esa misma maestra mandó a un salón entero a extraordinario.

Fui a un evento donde todo el tiempo me dolió la cabeza. A la salida comimos hamburguesas y se me pasó.

El encargado sonríe en un espejo y luego cambia de gesto. Hace muchos gestos pero todos son falsos. Su cara es neutra. Guillermo Francella es un actor argentino que sale últimamente en todas las series y películas, es como en su momento fue Demian Bichir en México. Me gusta cómo actúa. La serie de El encargado ya tiene dos temporadas, nos gustó mucho la primera, es un personaje odioso pero encantador.

Esta mañana vi un pequeño video de Agnès Varda donde decía que había almorzado sandía con jamón y queso, y que le encantaban las comidas agridulces igual que los sentimientos agridulces: la risa con melancolía, que esos sentimientos igual que esos sabores contradictorios mezclados es la felicidad.

Impartí un extraordinario. No creo seguir dando clases. Hubo cosas bonitas pero esto último fue un sabor amargo. Prefiero los talleres donde la gente sí quiere estar. Lo otro en gran medida se vuelve una pérdida de tiempo para alumnos y maestra; sé que no todos, hubo unos buenos, espero que con el paso del tiempo se me quede más lo bueno a flote y el sabor amargo se disipe.

El encargado sonríe falsamente porque es parte de su trabajo. Solo quiere sobrevivir y que no lo corran del edificio, bueno, eso en la temporada uno, la dos aún no acabo de entender bien a dónde va. Quizá es más sobre cómo el personaje se ha transformado y al ver que es un gran manipulador, ahora está ciego de poder. Quiere más, quiere todo.

Supongo que todes solo queremos sobrevivir y hay veces en que hay que sonreír aunque nos haga doler la cabeza.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos