(46/52) Sigo sin saber

Abril Castillo
2 min readDec 7, 2021

Sigo sin saber si soy positivo o negativo de COVID. Llevo ya diez días encerrada y me he hecho dos pcrs, una el jueves y otra el viernes. Me pregunto si no habría sido mejor pagar por que me la hicieran y ya desde el viernes sabría. Más saber es igual a menos dinero. No saber es igual a más ahorro y también a más paciencia. Aprender a convivir con la incertidumbre.

Tengo una llamada perdida de la mañana. Había dejado mi teléfono en modo avión porque aunque estaba con wifi al entrar a Instagram se desactivaba y se me estaban yendo los datos. La llamada es de las 9:45am. A esa hora pude saber si lo tengo o no. O si lo tuve el viernes.

Hoy ya pasaron cinco días desde el viernes y si lo tuve entonces a lo mejor ya no lo tengo. Lo que no tengo son síntomas. Entonces no entiendo por qué me preocupo de si soy positivo o negativo, solo es cosa de no salir.

Tal vez esa es la cosa, que ya quiero salir. Sentada afuera del CAP de Horta con cubrebocas me lamento de no saber porque de camino a acá pensé que si ya me decían que soy negativo podría irme a visitar el laberinto. Vacunarme. Ver cómo todo de golpe se desbloquea. Todos los trámites del mundo.

Estoy harta de todos los trámites y por primera vez desde que perdieron mis papeles para la visa en México quiero otra vez llorar. No lloro. Sigo aquí sentada viendo si mientras escribo esto los invoco y me llaman de nuevo. Si con esta vista al hospital y su fila interminable de gente que quiere informes y la hacen formarse más de una hora, si aquí recibo la noticia buena o mala. Si es buena, me pararía camino al laberinto. Si es mala o si no la recibo (y estoy a punto de terminar este texto), no me queda más que volver a casa.

Como estoy vacunada y porque ya pasaron dos semanas desde la infección de mi roomie, y porque no tengo ni medio síntoma, el jueves me voy otra vez a la escuela. Y si puedo el viernes a vacunarme.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos