(50/52) Parasimpático

Abril Castillo
2 min readDec 25, 2021

Un libro de poesía de Edgardo Dobry que se titula así. Lo más importante en poesía es la forma, la rima y el ritmo, la imagen. Momento presente. Lo he leído y releído y lo que me quedan las historias o los gestos. Quizá es que lo he leído mal. Un viaje a Paris, una crónica de ir a ver la Monalisa y los ríos y las catedrales y Cuasimodo. Black mirror y un padre que come wasabi entero y una catalogación como de cronopios y de famas pero basado en calcetines y el clima. Dobry siempre nos decía en clase que habláramos del frío sin nombrarlo. Un poema de la muerte sobre una silla que me recuerda al álbum de El pato y la muerte de Wolf Erlbruch: cuando muera no quedará ni el lago ni el agua ni el cielo ni este árbol desde donde los veo.

La poesía es eso que se queda como sensación en el cuerpo como canción, imagen o memoria robada. No es, no puede ser solo la forma.

Estos textos son todos cartas a la rata. Me doy cuenta por que hemos logrado seguir escribiendo durante cuatro años. De algún modo yo siempre la tengo de interlocutora, una segura. Cómo introyectar un amor muy grande y a ese hablarle siempre.

Julián me regalo una grabadora para grabar entrevistas y conversaciones en secreto. Le toque en el intercambio. Bastó una vez de que le preguntara por piedras y arqueología y correr por mi celular para que no se me escapara nada, para que el me diera este dispositivo para registrarlo todo.

No me fui esta mañana a Suecia por el COVID y las tres fronteras y no tener un qr que mostrara que estoy vacunada. Lo pasé aquí en Campoamor, aquí estaré hasta que las ciudades se abran. Mientras es absurdo viajar. Tanta energía y estrés. Estoy exhausta, igual necesitaba estar quieta, descansar.

Hoy comí con una familia que me ha recibido demasiado cálidamente. Me dijeron por error Esther y que era de Chile. Luego Alba. Ahora Abril.

Me compré unas botas de piel en Camper, de esas que duran para siempre, para ir al invierno en casa de Oyuki. En Barcelona el invierno no es tan fuerte. Como si hubiera un eterno otoño. No sabía si devolverlas pero mejor hoy las estrené.

Anoche me deseaste buen viaje, rat, y no te lo pude contar. Estaba con los ojos cerrándoseme y te dije: luego te cuento. ¡Feliz navidad!

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos