(52/52) Hierba mala

Abril Castillo
2 min readDec 31, 2019

Acabo de llegar a un punto de mi cabello que ya no soporto. Se me hace un chino extrañísimo en la parte de adelante. Me peino con pasadores, pero más que un peinado, es evitar que me lleguen a los ojos.

Hace unos días vi una story de Instagram donde le estaban cortando el pelo a una amiga. Afinándoselo, porque igual ella lo tiene corto. Sentí el impulso inmediato de ir por mi máquina y cortármelo también, pero no lo hice. No lo he hecho.

Luego de raparme hace casi dos años, parece que lo que tocaría es dejarlo ya crecer. Crecer sin control; que sea, que se muestre, que se manifieste.

¿Pero no será una manifestación también darle forma? ¿No será sinónimo de dejadez no hacerle nada y que se vuelva una hierba mala y que lo tome todo, incluso mi visión?

Me compré hace un par de años una máquina y desde entonces casi siempre me lo he cortado yo sola. Disfruto mucho hacerlo. A veces cuando vas a la estética te lo cortan quién sabe cómo. Acá por lo menos puedo asumir yo el riesgo y el error.

Estoy en una bifurcación de caminos, en donde sería natural cortarme el pelo y continuar siendo esa de pelo corto. Un ser no binario que a veces usa vestido y a veces pantalón, pero el pelo no se le viene jamás a los ojos, y difícilmente se ve despeinada.

O podría ser la que se despreocupa y deja que la vida siga en forma de pelo, sin importar el viento ni el despeine; quien con calma cada vez que los lentes se caen un poco, los levanta a la altura de los ojos, y quita el pelo de enfrente, para seguir viendo lo que aparentemente no está siendo capaz de ver a causa del pelo.

--

--

Abril Castillo

miope e hipermétrope al mismo tiempo pero en ojos distintos